Como conseguir beber 2 litros de agua al día

6 noviembre, 2018 -
Salud

Seguro que muchas veces has oído que para tener una vida saludable es esencial beber al menos 2 litros de agua al día. El motivo es que la hidratación interna consigue mantener nuestras células en buen estado de salud, además de ayudarnos a limpiar el organismo y a eliminar las toxinas que se queden almacenadas diariamente. Pero, ¿cómo se puede conseguir beber tanta agua? Existen algunos trucos que te ayudarán a conseguir este objetivo y, así, poder disfrutar de un cuerpo en mejores condiciones. En este artículo te damos las claves para que sepas cómo beber dos litros de agua al día sin darte apenas cuenta.

Pasos a seguir:

1. Una de las maneras más efectivas de lograr beber dos litros de agua al día consiste en llevar siempre contigo una botella de medio litro, de esta manera, siempre que sientas algo de sed o quieras refrescar la boca, podrás hacerlo sin posponerlo. Además, si tienes agua contigo es más fácil que vayas bebiendo a lo largo del día.

Cuando se te acabe, tan solo tendrás que reponer la botella y podrás ir contando el agua que has tomado ya que para cumplir con el objetivo de los 2 litros tan solo tienes que terminarte cuatro botellas de medio litro. Fácil, ¿verdad?

2. Pero si eres de las personas que prefieren una limonada o un refresco antes que agua, una buena alternativa es que añadas una rodaja de limón a tu vaso de agua y, así, conseguirás darle un sabor diferente, refrescante y menos aburrido. También puedes probar con otras frutas cítricas como la naranja que conseguirán modificar el sabor y que se parezca más a los refrescos que tanto te gustan pero sin contener gases ni azúcares que lo único que hacen es perjudicar tu salud.

3. Otro truco para beber más agua durante el día consiste en que crees un hábito nuevo y que antes de sentarte a la mesa para comer y para cenar, bebas un vaso de agua entero. De esta manera, estarás tomando 2 vasos extra al día además de conseguir reducir el apetito y llegar a la hora de la comida con menos sensación de hambre, algo muy óptimo para conseguir evitar comer grandes proporciones de comida e hincharte.

4. Si te cansas de beber tanta agua, también puedes optar por sustituirlo por otras opciones como por ejemplo el té sin azúcar. Las infusiones están elaboradas esencialmente de agua con hierbas, por eso, es una buena manera de aumentar tu consumo de agua, aprovecharte de todos sus beneficios y no cansarte de su sabor. Puedes, por ejemplo, comenzar el día con un té y a media tarde tomarte otro té de un sabor distinto; así, estarás tomando 2 vasos más sin que apenas lo notes.

5. Además de en las bebidas, recuerda que el agua también se encuentra en algunos alimentos, sobre todo en las frutas y verduras. Por lo tanto, para tomar dos litros de agua sin tener que beber tanto líquido puedes incluir en tu dieta algunos ingredientes como, por ejemplo, la sandía, la manzana, la naranja o la piña, frutas que contienen una gran cantidad de agua y que, por lo tanto, te ofrecerá los mismos beneficios que si la tomas de manera individual.

6. Además, te recomendamos que para poder llegar a tu objetivo tengas siempre a mano una botella de agua, no solo en el bolso o mochila, sino también en tu lugar de trabajo, junto a la cama, en el escritorio, etcétera. Si estás trabajando con una botella en la mesa, será mucho más fácil que vayas dando sorbos, no por tener sed, sino para refrescarte o hidratarte. Haz la prueba y ten siempre en tu lugar de trabajo una botella de agua, ¡verás la diferencia!

7.”Pero ¿por qué se tiene que beber tanta agua?", quizás te estés preguntando. Pues bien, a continuación te descubrimos algunos de los más importantes beneficios de beber agua para que entiendas el por qué de su importancia:

  • Depura el organismo: el agua contribuye a que las toxinas que se almacenan en nuestro organismo se eliminen por vía urinaria. Ayuda a que los riñones y el sistema excretor funcionen mucho mejor y que se limpie de forma natural nuestro cuerpo.
  • Pérdida de peso: la ingesta de agua también consigue mantener nuestro cuerpo en un peso óptimo puesto que ayuda a eliminar la retención de líquidos además de reducir el apetito cada vez que tomamos un vaso antes de comer.
  • Más energía: la falta de agua produce deshidratación y, por tanto, te sentirás más cansado y fatigado. El líquido es esencial para que nuestro organismo funcione correctamente y por tanto nos sintamos más vitales y fuertes.
  • Mejores digestiones: el agua consigue que el sistema digestivo funcione mejor al incorporar líquido con el que los alimentos se pueden mezclar para asimilarse. Además, el agua también ayuda a solucionar problemas de acidez estomacal además de prevenir el estreñimiento.
  • Piel más joven: la correcta hidratación también ayuda a que la salud de tu piel se muestre más tersa y radiante además de ayudar a prevenir la aparición de las arrugas prematuras.
¿Compartimos?