La importancia de beber agua en días calurosos

20 mayo, 2019 -
Salud

Ahora que llega el calor es un buen momento para hablar sobre la importancia del agua. ¿Bebes agua?, ¿suficiente? ¡no vale con beber sólo refrescos!

Siempre que pensamos en deshidratación nos imaginamos a alguien exhausto, quizás de avanzada edad y con evidentes signos externos. No pensamos que el dolor, la falta de elasticidad, el cansancio, el estreñimiento o la falta de concentración pueden estar relacionados con una hidratación insuficiente.

Es evidente que cada vez se bebe menos agua. Ya son muchas las personas que la sustituyen por refrescos, cerveza o infusiones pensando que se hidratan suficiente pero no es del todo verdad.

Veamos algunos vínculos y evidencias entre la hidratación y la salud:

Deshidratación e inflamación

Cuando nos deshidratamos se genera la liberación de histamina; la histamina favorece la inflamación, que puede influir en la aparición de reacciones alérgicas, asma, dolores articulares o problemas digestivos.

Deshidratación y sistema digestivo

En la digestión se necesita neutralizar el exceso de ácido que se genera en el estómago. Si no aportamos suficiente agua, este proceso no se realiza bien y no se vacía el estómago, lo que se relaciona con la aparición del reflujo y una digestión poco efectiva.

Deshidratación y articulaciones

El liquido sinovial que se encuentra entre las articulaciones y sirve para facilitar la fricción entre los huesos necesita encontrarse bien hidratado para poder amortiguar los golpes y roces.

Deshidratación y estrés

Cuando nos estresamos, liberamos adrenalina y cortisol. La adrenalina ayuda a producir aldosterona, la encargada de controlar los niveles de líquidos y electrolitos. Si no se produce suficiente adrenalina, se dispara la deshidratación al bajar la formación de aldosterona.

Deshidratación y ejercicio físico

Cuando estamos poco hidratados, la realización de ejercicio físico medio-alto se verá afectada, reduciéndose la resistencia, aumentando la fatiga, alterando la capacidad de termorregulación y se aumenta considerablemente el esfuerzo percibido durante el entrenamiento, reduciéndose así el rendimiento.

Deshidratación y presión arterial

Beber agua durante el día y mantener el organismo hidratado es esencial para mantener equilibrada la presión arterial y optimizar el rendimiento físico y mental. Ya que cuando falta agua, baja el volumen de sangre circulante y aumenta el ritmo cardíaco.

Deshidratación y sobrepeso

Cuando nos falta energía aparecen la sensación de hambre y sed para reponernos. La sed y la boca seca aparecen cuando la deshidratación ya es un hecho. Es bastante frecuente confundir la sed con el hambre, acuérdate de beber suficiente agua y ayudarás a controlar el peso.

¿Cuanto agua hay que beber?

La cantidad de agua que debemos beber varía mucho en función de la estación, la edad, el sexo y la actividad física, en general va desde 1,5 litros hasta 3 en una persona de actividad media.

Fuente: https://www.futurlife21.com/bebes-suficiente-agua-8-secretos-sobre-sus-beneficios/
¿Compartimos?